23 diciembre 2010

Duravit amplía su serie de fregaderos cerámicos con Cassia, obra de Phoenix Design.
Phoenix Design ha creado para Duravit un modelo con un diseño que armoniza con cualquier estilo de cocina. Los nuevos fregaderos empotrados Cassia apuestan por cómodos desagües y un alto grado de funcionalidad, todo ello con una excelente relación calidad-precio. Las formas suaves y sobrias resultan prácticas y fáciles de limpiar: una verdadera joya en la cocina.


Fregaderos cerámicos Cassia - Duravit, decoracion, cocinas

Phoenix Design sacó el máximo partido al brillo del material, la cerámica, durante el proceso de diseño. Y es que la cerámica ha demostrado ya su gran resistencia al uso diario en el baño, pero en la cocina se enfrenta a nuevos retos. En lugar de la arcilla con la que normalmente se fabrican los fregaderos de cocina, Duravit ha desarrollado DuraCeram, una pasta especial patentada que se caracteriza por ofrecer una mayor resistencia a los golpes y que, por su dureza, es perfecta para las cocinas.

Fregaderos cerámicos Cassia - Duravit, decoracion, cocinas

El resultado es un conjunto de suaves formas: cómodo, funcional y de gran calidad. Entre las características cabe destacar el estilizado perfil circundante, la fluidez de las formas planas y la amplitud de la superficie.

Fregaderos cerámicos Cassia - Duravit, decoracion, cocinas

El fregadero Cassia está disponible en tres versiones empotradas:

Modelo grande:
Dimensiones exteriores: 116 x 51 cm
Adecuado para armarios bajos de 80 cm de ancho
Seno de 35 x 40 cm, segundo seno de 26,5 x 40 c

Modelo mediano:
Dimensiones exteriores: 98 x 51 cm
Adecuado para armarios bajos de 60 cm de ancho
Seno de 35 x 40 cm, escurridero de 14 x 22,5 cm

Modelo pequeño:
Dimensiones exteriores: 86 x 51 cm
Adecuado para armarios bajos de 50 cm de ancho.
Seno de 35 x 40 cm

Fregaderos cerámicos Cassia - Duravit, decoracion, cocinas

Los tres modelos tienen una característica en común en lo que se refiere a la disponibilidad de espacio en la cocina: si la superficie de trabajo tiene el grosor habitual de 3 cm, debajo del escurridero se puede instalar, por ejemplo, un lavavajillas. De este modo se aprovecha al máximo todo el espacio.

0 comentarios:

Publicar un comentario