06 mayo 2009

Es uno de los diseñadores más prolíficos del siglo XX y con algunas de las piezas de mayor reconocimiento en el público.

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles
Nacido en 1902, Jacobsen ingresó al mundo del diseño por la arquitectura. Sus primeros pasos fueron como albañil hasta que a los 22 años ingresa en Real Academia de Artes de Copenhague (donde años después se formaría su par Verner Panton). Como estudiante de arquitectura se embebe de las ideas de la Bauhaus, la vanguardia que prima por aquella época.

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles
La Segunda Guerra Mundial lo obliga a emigrar hacia Suecia, viaje que realiza en un bote a remo para escapar del ejército nazi. Allí se sumerge en la vanguardia nórdica (donde se formaron diseñadores como Eero Saarinen, Alver Aalto y Eero Aarnio) y empieza a trabajar en el diseño de piezas para interiores.

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles
Tras la Guerra, Jacobsen vuelve a su Dinamarca natal y comienza a experimentar con materiales para interiores, aprendida durante su estadía en Suecia, a medida que desarrolla su vocación como arquitecto. En 1958 es convocado para realizar el hotel Radisson SAS Royal en Copenhague. El edificio resultó ser una obra de arquitectura moderna, con trabajos en acero y aluminio todavía inexplorados para la época. También se convirtió en el primer rascacielo y un símbolo de la capital danesa. Pero este trabajo no sólo de destacó por su estructura, sino también por sus interiores. Jacobsen se tomó el trabajo de desarrollar la ambientación de la habitación 606 del hotel. Así es como nacieron dos de sus obras más reconocidas: la Egg Chair y la Swan Chair.

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

Estas dos piezas trascendieron las paredes del Radisson SAS Royal Hotel y se convirtieron rápidamente en muebles codiciados. La Egg chair se convirtió en un símbolo del diseño moderno, protagonizando algunas de las escenas del film futurista 2001: Odisea del espacio".
Luego de confeccionar las piezas para el hotel, Jacobsen realizó una edición limitada de sillas que se vendían al ridículo precio de u$s60 mil cada una. Hoy, a
50 años de su creación, la demanda por este particular diseño sigue gozando de plena vigencia. La silla Egg es una de los modelos estrella de la firma sueca Fritz Hansen.

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

Egg-Chair, Arne-Jacobsen, diseño, decoracion, muebles

0 comentarios:

Publicar un comentario